"EL MAPA MISTERIOSO"

En el año 1229 el teólogo Gustav Adolf Deissman

mientras inspeccionaba la biblioteca del Palacio de Topkapi en Estambul, descubrió un pequeño mapa que tras una minuciosa inspección le llamó muchísimo la atención.

Identificaron el mapa como el dibujado en 1513 por el marino y cartógrafo turco-otomano Piris Reis, 

quien dejó bien claro que él no había viajado a todos los lugares que estaban reflejados en el mapa, pero que todo lo que incluyó en el mismo estaba sacado de diferentes fuentes fidedignas, las cuales las dejo bien reflejadas, como fueron: un mapa árabe, cuatro mapas portugueses, ocho mapas ptolemaicos (realizados por sociedades helenísticas y griegas en el siglo II) y además incorporó también un mapa que realizara Cristóbal Colón.

Pero a Deissmann, a pesar de ver en dicho mapa detalles tremendamente precisos de las Islas Canarias, Las Azores o Japón, lo que más le sorprendió fue la representación de la Antártida, ya que esta fue descubierta en el año 1773 y como hemos dicho anteriormente este mapa data del año 1513.

Pero ahí no acabó la sorpresa;

cuando descubrió que en ese mapa estaba representada la Antártida, se dio cuenta que estaba dibujada sin nada de hielo, y como todos sabemos la Antártida desde que se descubrió ha estado cubierta por hielo todo el año.

Entonces:

¿Cómo es posible que en año 1513 se dibujara un mapa en el cual estaba representada la Antártida con todo lujo de detalles pero además sin nada de hielo?

¿Contó toda la verdad Piris Reis o por el contrario utilizó algún otro mapa del cual sacó información para configurar el suyo y no dijo a nadie el origen del mismo?

Este mapa dio mucho que hablar durante años. Muchos expertos decían que era un fraude y otros muchos ratificaban la autenticidad del mismo.

Fue ya en el año 1965 cuando el profesor Charles Hapgood,  de la universidad de New Hampshire, estudió el mapa con alguno de sus alumnos.

Dichos alumnos descubrieron con relativa facilidad la representación de la Antártida, pero se percataron de algo que anteriormente nadie había destacado y era que en ese mapa se había utilizado una técnica de trazado llamada "Proyección de Mercator", la cual debe su nombre al geógrafo, matemático y cartógrafo flamenco del siglo XVI, Gerardus Mercator.

Esta clase de proyección cartográfica permite elaborar mapas con curvatura más precisa al trasladarlos del papel al globo.

Lo sorprendente de esto es que esa técnica no la usaron los cartógrafos europeos hasta el año 1569, y no debemos olvidar que el mapa de Piris Reis data del año 1513 y que lo realizó utilizando, además de los dibujos de los lugares que había visitado, otros realizados muchos años antes.

El profesor Hapgood, ante este hallazgo de sus discípulos, llegó a la conclusión de que para realizar ese mapa con la precisión con la que estaba hecho, solo se podría haber realizado desde el aire, ya que desde tierra y en la época en la que se hizo, hubiera sido imposible. 

Dijo que el mapa solo lo podría haber realizado una civilización que pudiera volar de algún modo y que además tuviera unos extraordinarios conocimientos que les permitieran hacer dibujos a escala de los continentes.

Esto hizo que muchas personas empezaran a especular con que ese mapa lo habría realizado alguna civilización muy superior a la de la época, e incluso se insinuó que podrían ser extraterrestres. 

Como podéis ver, el tema de los extraterrestres, que ahora en 2022 se está fomentando sospechosamente en demasía, ya a partir de los años sesenta, del pasado siglo xx, era un tema muy recurrente.

A raíz de estos comentarios, salieron muchas más voces discordantes con la veracidad del mapa de Peris y empezaron a comentar que el mapa tenía algunos defectos.

Incluso llegaron a decir que la Antártida no estaba representada en el mapa ya que no se ajustaba exactamente a como la conocemos hoy en día, y que era un dibujo basado en la teoría que defendían los cartógrafos de la antigua Grecia,

los cuales decían que las masas terrestres debían estar equilibradas en ambos extremos y que lo que se veía en el mapa de Peris no era una representación de la Antártida, sino solamente una masa de tierra para compensar las existentes en el hemisferio Norte.

Evidentemente se puede pensar que el mapa es un fraude y que parte estaba inventado, 

o también se puede pensar que es real, y que Peris lo que hizo fue transcribir, a su enigmático mapa, dibujos de alguno realizado anteriormente por alguna civilización adelantada a su tiempo y que él pudo conseguir.

Lo que si que es una realidad es que ese mapa tiene detalles exactos de los continentes, que sólo se podrían saber viéndolos desde el aire, y que para transcribirlos se necesitaba conocer unas técnicas de cartografía que no se tenían en esos tiempos;

detalles que se dibujaron mucho antes de que nuestra civilización inventara cualquier aparato para volar.

Entonces:

¿Cómo pudieron hacer en esos años una mapa con esa exactitud?...


Tenemos aquí otro interesantísimo enigma, el del mapa de Piris Reis, del cual nos encantaría saber donde se encuentra  "El Límite de la Verdad" de su origen.

Texto de ejemplo

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.